Calidad del tratamiento

Calidad del tratamiento

La calidad en los tratamientos de injerto es primordial para evitar aspectos no deseados. Por ejemplo, uno de los problemas que pueden producirse es el implante demasiado grande o demasiado remarcado.

LLa calidad a la hora de recibir un tratamiento de injerto capilar es fundamental, calidad tanto respecto al material utilizado como al personal encargado de ello. Pueden darse problemas si el paciente, por ahorrarse dinero, se pone en manos de profesionales sin escrúpulos o sin la suficiente cualificación.

Para muchos hombres y mujeres, supondría un varapalo psicológico creer que van a tener un espeso pelo cuando (por diversas razones, entre ellas el tipo de alopecia), no va a resultar así. Hay que tener en cuenta qué se debe cumplir para recibir FUE. Los pacientes candidatos a la aplicación de esta técnica, son aquellos que padecen pérdidas de cabello moderadas y limitadas a ciertas zonas.

Conocido como pelo de muñeca, se trataba de un defecto que se daba con más frecuencia cuando no habían avanzado las técnicas y los aparatos de extracción tenían mucho más diámetro que los actuales. Se trata de un problema que afectó a muchos pacientes hace décadas, pero que hoy se ha minimizado a no ser por la mala praxis de algunos encargados de realizar el injerto.

Otro de los problemas que puede presentarse si el paciente no es intervenido con la cualificación necesaria, es que la línea frontal del implante se presente demasiado gruesa o demasiado baja.

Hay que tener en cuenta que el lugar de la línea de implante del cabello en un hombre, frecuentemente se localiza pocos centímetros sobre la zona superior del músculo frontal. Es necesario evitar que se sitúe demasiado baja la línea frontal, pues si así fuera, la naturalidad del trasplante se vería afectada.

También hay que tener en cuenta la calidad en los tratamientos de injerto en cuanto la dirección correcta que debe tomar el cabello. En la cabeza, el pelo presenta diferentes direcciones dependiendo dónde se encuentre. Uno de los problemas que pueden darse en un mal injerto o un injerto mal realizado, es que el cabello tome formas y caídas extrañas y antiestéticas. Dirección correcta, traslado adecuado, instrumental y personal de primera… Son algunos de los factores que entran en juego para obtener resultados deseables.

No se quede con dudas y pregúntenos sin compromiso Consulta Online