Qué es la alopecia

La alopecia o calvicie es la pérdida anormal de cabello que sufre una persona.

Habitualmente, todas las personas pierden diariamente en torno a 60-90 cabellos por día. Esta pérdida se considera normal ya que los cabellos perdidos van siendo sustituidos por otros nuevos que va generando el folículo piloso.

Cuando esta pérdida supera los 100 cabellos al día nos encontramos ante lo que puede ser un problema de alopecia. En estos casos, si esta pérdida permanece en el tiempo nos encontraremos con una reducción cada vez más significativa de cabello.

Por lo general, la alopecia afecta al cuero cabelludo, y por tanto al pelo de la cabeza, aunque esta también puede afectar a otras zonas del cuerpo como pueden ser las cejas, las axilas, barba…



¿Qué es la alopecia?

El ciclo de crecimiento del cabello

Todos los cabellos pasan por tres fases de crecimiento. En la primera su crecimiento es constante, en torno a un centímetro por mes. Esta fase puede durar entre dos y seis años, tras los cuáles permanecen en una segunda fase de reposo que dura aproximadamente un mes. La fase final, de caída, puede durar en torno a tres meses. En un proceso normal, tras la caída del cabello aparecería otro en su lugar.

La mayoría de nuestro cabello se encuentra en fase de crecimiento y el resto, en torno a un 10% está en fase de reposo o de caída. Cuando este ciclo funciona con normalidad, el cabello que se pierde es repuesto por el nuevo cabello en crecimiento.

¿Cuáles son las causas de la alopecia?

Existen varios tipos diferentes de alopecia, y cada uno de ellos puede deberse a distintas causas. Algunos tipos de alopecia son temporales, por lo que puede revertirse siempre y cuando desaparezcan las causas que la provocan.

Causas temporales de pérdida de cabello

Estrés

Las situaciones de estrés mantenidas pueden producir una pérdida excesiva de cabello. Esta pérdida es reversible siempre y cuando se revierta esta situación de nerviosismo. Si esto es así, y transcurrido un tiempo de recuperación, se puede volver a recuperar el volumen normal de cabello.

Toma de medicamentos

La toma de algunos medicamentos o la realización de algunos tratamientos pueden afectar al crecimiento del cabello. Revertir esta situación depende, por tanto, de que se finalice la toma de medicación o el tratamiento.

Embarazo y parto

Tras el parto, muchas mujeres experimentan una caída excesiva del cabello. Esto es debido al aumento en los niveles hormonales que se produce durante el embarazo, que produce que se detenga la caída del cabello. Transcurridos unos meses tras el parto es habitual que este cabello, que no había caído antes, comience su caída. Lo que puede ser alarmante en un primer momento, no se trata más que de un proceso habitual, que se revertirá de forma natural.

Problemas hormonales

Algunos problemas hormonales, como puede ser un problema de tiroides, pueden afectar significativamente al ciclo normal de crecimiento del cabello. Una vez que se recibe tratamiento para normalizar el funcionamiento hormonal, nuestro cabello volverá a crecer con normalidad.

Enfermedades

Algunas enfermedades, como pueden ser algunos tipos de infecciones, pueden producir de forma temporal la caída excesiva del cabello. Una vez solucionadas estas, la pérdida de cabello se normalizará.

Otros tipos de alopecia

En otros casos, nos encontramos con tipos de alopecia más permanentes, como por ejemplo:

Alopecia androgenética

Se trata del tipo de alopecia más habitual. Este tipo de alopecia afecta más a los hombres, aunque también puede darse en mujeres. La alopecia androgenética es de origen genético. El cómo se desarrolla, sus efectos y duración en el tiempo puede ser muy variable, de tal forma que en algunos casos la pérdida de cabello se hace muy visible en pocos meses o años y, en otros, es un proceso que puede durar décadas.

La alopecia androgenética afecta a 9 de cada 10 hombres, desde su pubertad, y a 4 de cada 10 mujeres, desde la menopausia.

Alopecia areata

Se trata de un tipo de alopecia producido por un problema en el sistema inmunológico, que ataca a los folículos pilosos como amenazas. La alopecia areata produce pérdida de cabello en algunas zonas del cuero cabelludo de forma circular, produciendo una especie de calvas. En algunas ocasiones es posible que el pelo vuelva a crecer, mientras que en otros este tipo de calvicie sigue avanzando hasta ser total.

La alopecia areata puede afectar tanto a mujeres, como hombres, e incluso niños.

Alopecia fibrosante

La alopecia fibrosante afecta sobre todo a mujeres tras la menopausia, aunque se desconocen sus causas exactas. Este tipo de calvicie produce la pérdida paulatina de cabello en el área de la frente y habitualmente también en la zona de las cejas.

¿Cómo saber si tienes alopecia?

La pérdida excesiva de cabello suele ser muy evidente, y hay signos claros que nos indicarán que estamos ante un problema. Algunos ejemplos son:

  • Excesivos cabellos en la almohada al levantarte por las mañanas.
  • Excesivo número de cabellos en el desagüe tras lavarte el cabello. Esto también es muy evidente cuando te estás peinando.
  • En los hombres, suele hacerse evidente una pérdida progresiva de pelo en la zona frontal y la coronilla.
  • En mujeres, la pérdida de densidad del cabello, sobre todo en la parte superior, suele ser lo más habitual.

Una vez que tengamos claro que perdemos de forma anormal cabello, es importante que obtengamos un diagnóstico por parte de profesionales, que serán quiénes determinen si se trata de una calvicie temporal o más permanente, las causas de la misma y los posibles tratamientos.

¿A qué edad empieza la alopecia?

La alopecia puede aparecer a cualquier edad, ya que, como hemos visto, las causas son muy variadas. La alopecia androgenética, que es la más habitual y progresiva y la que más suele preocupar puede comenzar a partir de la pubertad en el caso de los hombres. Su evolución puede ser muy variabl, de tal forma que la pérdida sea muy pequeña a lo largo de los años o bien muy brusca en poco tiempo.

En el caso de la alopecia androgenética en mujeres, su aparición suele comenzar a partir de la menopausia y se caracteriza por una pérdida de densidad del cabello. En la actualidad existen cada vez más tratamientos para combatir la alopecia. En los casos en que esta sea irreversible, la mejor alternativa es trasplante capilar, una técnica novedosa con la que se puede recuperar el cabello perdido.

En MedicalGraft nuestro personal médico está especializado en este tipo de tratamientos para casos de alopecia. No dude en consultarnos.

No se quede con dudas y pregúntenos sin compromiso Consulta Online