10 consejos para frenar la caída del cabello

10 consejos para frenar la caída del cabello

¿Qué es la alopecia femenina?

Entre las solicitudes frecuentes en los pacientes con propensión a la alopecia, se halla el asesoramiento para evitar que el pelo se caiga. En este texto le sugeriremos 10 consejos para frenar la caída del cabello. Sin embargo, hay que decir que la calvicie podrá solamente retrasarse; podemos decir lo que hay que hacer o no hacer para mantener un pelo sano, pero la alopecia aparecerá de todas las maneras si hay predisposición genética o están presentes algunos de los factores que la hacen inevitable.

La tricología ha estudiado los factores que entran en juego para que se produzca esta pérdida capilar, y algunos de ellos pueden atenuarse o incluso desaparecer mediante la atención que el cabello merece.

Hay pérdidas de pelo eventuales, por ejemplo en el otoño, lo que sería considerada una deficiencia normal o propia de la estación. Pero existen otros tipo de caídas capilares a las que sí debe prestárseles atención.

Antes de enumerar los 10 consejos para evitar la caída del cabello, diremos que frecuentemente los signos más alarmantes no se traducen en pelos en el peine o en el sumidero de la ducha; es la almohada en donde deberemos fijarnos, pues hallar con frecuencia pelos en ella puede ser signo de alopecia.

Así pues, para retrasarla o evitarla, deberemos:

  • Evitar el calor.

    La exposición directa del cuero cabelludo al sol y las altas temperaturas, no es bueno. La razón es porque el excesivo calor propicia dermatitis, acumulación de grasa, etc. A pesar de lo que comúnmente se ha venido diciendo, para evitar la caída del pelo es mejor llevar gorras o sombreros. Con protección, el cuero cabelludo estará más sano y traspirará igualmente.
  • Evitar la falta de higiene.

    Aplicarse demasiadas veces champú al cuero cabelludo puede resultar negativo. A pesar de que la acumulación de grasa capilar es mala, es necesaria la presencia de parte de esta sustancia en el cuero cabelludo. Hay que impedir la falta de higiene sin que por ello tengamos que estar lavándonos el pelo a diario con champús. Una frecuencia normal sería una aplicación alternativa, día sí, día no.
  • Empezar a cuidar el pelo cuanto antes.

    Cuanto más pronto comencemos el cuidado de nuestro pelo, más posibilidades tendremos de detener la caída o hacerla menos grave. Sería necesaria una personalización sobre el cuidado, una personalización que implicará la utilización de un champú para cada tipo de pelo. Es recomendado que las personas con predisposición familiar a la alopecia, se realicen tratamientos de oxigenación del cuero cabelludo, así como les sean administradas vitaminas específicas en dosis que irán aumentando progresivamente.
  • Disfrutar de masajes capilares.

    Además de ser agradables y relajantes, los masajes del cuero cabelludo son importantes desde otros muchos puntos de vista; por ejemplo, ayudan a una mejora del riego sanguíneo del cuero cabelludo. Hay que recordar que una irrigación correcta en la zona capilar es fundamental para que no se den ciertas afecciones que acaben en alopecia.
  • Tomar ciertos fármacos, como el Minoxidil o el Finasteride.

    Este último solo puede ser administrado a hombres, siendo las mujeres las pacientes a las que suele recetárseles Minoxidil. El minoxidilo favorece la dotación de nutrientes a los folículos capilares. No hace que crezca más pelo, pero ayuda a detener la caída y hace más fuerte el cabello miniaturizado.
  • Evitar nerviosismo y estrés.

    Entre las causas exógenas que exacerban la caída de cabello, encontramos el estrés como una de las más evidentes. El cuerpo genera cortisona si se ve sometido a estrés. Se trata de una hormona que está directamente relacionada con la calvicie o pérdida de pelo, por lo que impedir que el estrés se apodere de nosotros, también puede conllevar el beneficio de una mejor cabellera.
  • Tratarse de acuerdo al trabajo o actividades realizadas.

    Este consejo se relaciona con la personalización anteriormente mencionada. Las personas deben empezar cuanto antes a tratarse su cuero cabelludo para impedir que el pelo se caiga, y para ello deberán tener en cuenta factores como las actividades realizadas. Es decir, si por ejemplo una persona trabaja diariamente en una cocina, la proliferación de vahos y grasas hará que se resienta su cuero cabelludo. Lo mismo ocurre con factorías o fábricas en donde abunda el calor, los bruscos cambios de temperatura o la presencia de vapores.
  • Hacer ejercicio.

    Como tantos elementos de nuestro propio cuerpo, el pelo también mejora si realizamos habitualmente deporte. Como queda claro, una buena irrigación sanguínea favorece el buen estado del cuero cabelludo, optimización del flujo que se propicia por la realización de ejercicio anaeróbico y aeróbico, especialmente este último.
  • Aclarados abundantes.

    Así como reza el dicho en el ámbito estético: el secreto de un buen lavado es un buen aclarado, también en el caso de evitar alopecias, será necesario aclarar el pelo con agua abundante después de haber aplicado el champú.
  • Evitar la cal.

    Las aguas con mucho contenido en cal, no son apropiadas si queremos mantener un cabello sano y que no se caiga. En casos de aguas con demasiada cal, los especialistas recomiendan lavarse el pelo con agua mineral.

Hay otras medidas que pueden tomarse para optimizar el estado de nuestro cabello. Por ejemplo, disfrutar de una alimentación equilibrada y baja en grasas animales, favorecería la salud capilar.

También el dejar de fumar hará más fácil evitar las alopecias de cualquier tipo. Los expertos en calvicie son quienes, en último término, deben hacerse cargo de las necesidades de sus pacientes. Ante cualquier duda sobre su tipo de alopecia y cómo debe enfrentarla, comuníquese exclusivamente con personal cualificado.

No se quede con dudas y pregúntenos sin compromiso Consulta Online